domingo, 31 de mayo de 2015

La hora del Vermut - Nuevos comienzos

Hoy es uno de esos días en que decides empezar algo nuevo. Un día lleno de ILUSIÓN por los comienzos, de ganas de enredarte en una nueva aventura. Hoy quiero empezar mi aventura contigo.

Como ya te había contado en mi crónica del DIY Hunters Day, hace tiempo que quiero mostrar un poco más de mi en el blog, mostrar cómo me encuentro, qué se me pasa por la cabeza, qué planes tengo, qué me inquieta, qué me alegra, y cómo me voy sintiendo...

La fórmula no es nada nueva, y en eso no te voy a sorprender, ya hay muchas continuadoras de los post cafeteros que hacen Mar y María de Sonambulistas en su café virtual de los viernes. Pero yo no soy de cafés, ni me gusta ni me sienta bien.

Así que si te animas nos podemos ir de vermut una vez al mes, el último domingo de cada mes a la hora del aperitivo. Así tapeamos algo y nos tomamos un vermut juntos? Te apetece? 

Por eso comienzo hoy una nueva sección en el blog con... La hora del Vermut. Te vienes de vermut conmigo?

la hora del vermut



Si estuviéramos tomando un vermut... te contaría que estoy en proceso de cambio. Quiero poner un poco de orden en mi vida, quiero organizarme mejor, ser más productiva, más organizada, más eficiente... porque últimamente tengo la sensación de que se me escapan los días y no dejo nada acabado. Debe haber alguna fórmula efectiva para gestionar mejor el tiempopara dominarle tú a él y que no te domine él a ti, no crees? la verdad es que yo todavía no la he encontrado. Y tú? si la encuentras por favor házmela saber....

Si estuviéramos tomando un vermut... te confesaría que vivo en una contradicción permanente entre mi yo madre que desea volcarse en la crianza plena de los hijos y mi otro yo, el que se vuelve inquieto, curioso, creativo y busca ser productivo y estar en activo. Así que cada día es una lucha porque cada uno encuentre su sitio... ¡y su tiempo!

gestion del tiempo

La verdad es que el día a día como madre de un bebé de casi catorce meses se me antoja un poco incompatible con la productividad. Las mañanas se me escapan volando entre quehaceres domésticos y cuidar de Mario. Y es que mi bebote bonito e incansable a la vez, no me deja ni un minuto de tregua.

Tengo que contarte que está empezando a dar sus primeros pasitos, y no veas que gracioso es verle avanzar y caerse... y volverse a levantar... Ésta es una etapa que me encanta, ahora... no se muy bien si congelarlo así o comérmelo con patatas, porque esta mal que yo lo diga pero ¡está precioso! Eso sí... ¡no para!.

Como este post lo voy escribiendo a ratitos según los huecos que voy teniendo... te diría que ahora mismo estoy paseando a Mario para ver si se duerme un rato antes de ir a recoger a Gabriel del colegio. Si me vieras podrías comprobar que la capacidad multitarea viene de serie con el carné de madre y que en este momento estoy empujando el Bugaboo Bee con una mano y escribiendo la primera parte de este post desde el móvil con la otra...shhhh, shhhh, voy a mirar....que creo que se ha dormido...

bugaboo bee



Como te iba contando en mi día a día como madre... por las tardes el asunto se complica aún más y mi yo productivo se da de bruces con la voluntad de las tardes de parque y juego. Gabriel siempre reclama estar fuera de casa por las tardes con lo que la balanza en la lucha diaria entre mis YOS siempre se inclina hacia la responsabilidad de ser madre. Entre meriendas, juegos, pasitos, parque y paseos... de repente y sin darme cuenta... son las siete de la tarde y el día se ha esfumado volando.
Después por fin... llega la noche!!! y es cuando, si el cansancio no me domina, llega el momento de dejar de ser madre para encontrarme conmigo misma. Es entonces en horas nocturnas cuando saco algo de tiempo para dedicarle al blog, a mis diseños, mis trabajos, mis ideas, mis creaciones en papel, o desarrollar alguna de las ideas que me rondan la cabeza.

Si estuviéramos tomando un vermut... te contaría que ya tengo ganas de que empiece el veranito, que es mi estación del año preferida, que yo soy de sol y calor, que el invierno me resta energía. Este año nos apetece un viajecito en familia y hemos pensado ir a Gerona a algún entorno rural no muy lejos de la playa. Nos apetece probar la acampada con niños, a lo mejor es un poco locura siendo Mario tan pequeño pero nos gusta arriesgar. Todavía no hemos reservado nada así que las sugerencias son gratamente bienvenidas. El año pasado estuvimos de boda en Alemania y aunque Mario era un bebé de cuatro meses se portó muy bien y fue un viaje increíble.

Berlin en familia


Si estuviéramos tomando un vermut... te contaría que escribir un blog requiere mucho esfuerzo y dedicación, pero que a la vez es muy gratificante, y ya no sólo por poder plasmar aquí mi lado creativo y enseñarte parte de mis creaciones del taller de Sonrisas de Papel sino también por estar aprendiendo un montón de cosas, y por la gente estupenda que estoy conociendo en este mundo 2.0

Si estuviéramos tomando un vermut... te contaría que me traigo muchas COSAS NUEVAS y buenas entre manos... cosas que me hacen estar ilusionada y de buen humor. Una de ellas es un proyecto que comparto con otras 25 bloggeras más. Sí, sí has leído bien!... 25 mentes inquietas y creativas con las que estoy participando en una revista colaborativa que muy pronto verá la luz. Así que te recomiendo que estés atento.

Si me estuviera tomando un vermut... te confesaría que el tiempo se me ha vuelto a escapar y son las tres de la mañana y que va siendo hora de despedirse para ir a dormir un rato ;)

¡Feliz Domingo!

6 comentarios :

  1. Me ha gustado tu vermut!! Y he de decirte que alucinó con esa capacidad de hacer tantas cosas que tenéis las madres!! Yo casi me ahogo yo sola como para ocuparme de otros dos enanos que depende de mi....
    Te espero en el próximo!! Que con lo rápido que pasa el tiempo será ya mismo!!!
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí y acompañarme a este vermut. La verdad es que esa capacidad de las madres es algo a lo que no queda más remedio.
      Aquí te esperare en el próximo vermut que será fresquitooo.
      Un besazo grande!

      Eliminar
  2. Que rico el vermut fresquito!!! Quedamos el mes q viene sin falta!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii Eli, aquí te espero con un vermut fresquitooo. Yo me tomare tus cañas también. Muackkk. Un besazo!

      Eliminar
  3. hola! muy identificada con lo que comentas de la balanza entre volcarte en la crianza y tu lado más creativo y emprendedor. Ahí andamos todas creo, jejeje. Es cuestión de organizarse y tu lo haces muy requetebien. Te admiro por quitarle horas al sueño....yo nunca he podido!!!
    un abrazo enorme y gracias por este vermut que yo me tomó después del café :-)

    ResponderEliminar
  4. Gracias a ti por acompañarme! Estoy aprendiendo a organizarme poco a poco, es algo que nadie te enseña y va sobre la marcha. Yo soy muy dormilona y me cuesta quitarle horas al sueño pero no consigo sacar tiempo de otro sitio. Me alegra mucho que te identifiques con lo que escribo. Un abrazo Belén!

    ResponderEliminar