viernes, 25 de septiembre de 2015

Volver a ser niños - Casas de muñecas

Cuando era pequeña solía jugar con mi hermana a las muñecas, las peinábamos y vestíamos como cualquier niña e inventábamos historias con ellas. Es curioso como siendo niño imaginas ponerte en el papel de tus padres y jugar a ser grande.

Las casas de muñecas son un sueño para cualquier niño, y el juguete que mejor se presta  a ese juego simbólico, con ellas los niños pueden jugar a ser mayores e imaginar vivir en una casita de ensueño.


Yo nunca tuve una casa de muñecas, (tampoco la eche en falta, la verdad) pero sí recuerdo haber soñado y jugado a ser mayor. Todos lo hemos hecho, y ahora que somos padres muchas veces deseamos volver a ser niños otra vez y desaprender, volver a tener esa inocencia, imaginación y capacidad de sorpresa. Me viene a la cabeza una canción...:

"...de pequeño me enseñaron a querer ser mayor, 
de mayor quiero aprender a ser pequeño...
y así cuando cometa otra vez el mismo error, 
quizá no me lo tengas tan en cuenta." 

Ahora es cuando me gustaría retroceder, ser niña de nuevo y jugar con una casita de muñecas. ¡Volvamos a ser niños otra vez! Te invito a descubrir de nuevo a la niña o niño que llevas dentro y volver a soñar! Te animas?

Con estas preciosas casas de muñecas modernas es difícil no dejarse llevar...










¿Te ha gustado este post? Si quieres enterarte de todas las novedades del blog ¡NO TE PIERDAS NINGUNO! ¡SUSCRÍBETE AL BLOG!

sonrisas de papel

Y si te gustan mis creaciones y quieres ver ver mis móviles de decoración infantil pásate por mi tienda de etsy o escríbeme a meryboty@sonrisasdepapel.es 

movil de bebe

6 comentarios :

  1. Wowww que bonitas, yo la verdad que nunca tuve una y apenas si pude jugar a inventar historias con muñecas, y sabes que ahora pienso y me gustaría volver a ser niña y no perderme esa parte, pero bueno...como eso no va a poder ser, jeje, hace tiempo que miro las casitas de muñecas y miniaturas pero lo que me gusta es hacer yo los mueblecitos y cositas, jajajaja, aunque esas que nos presentas son una delicia no se puede negar.
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Ayla! Aunque no tuvimos casas de muñecas tampoco nos hicieron falta verdad? La imaginación de cualquier niño puede suplir cualquier juguete, porque su mente lo cree real. Es maravilloso. Ahora la verdad es que veo estas casitas y no puedo evitar querer una o por lo menos intentar fabricarla von mis manitas. Es genial que hagas tu lo mueblecitos, me encantaría verlos! Muchas gracias por comentar. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Yo tampoco tuve una casa de muñecas como estas..pero me la inventada. Y estas son una pasada Mery!!
    Me encantan!!
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, yo me las inventaba también, una caja una tela o cualquier cosa era suficiente. Ahora veo estas casas que son espectaculares de bonitas y me dan ganas de fabricarme una. Que te parece? Podríamos intentarlo verdad? Tido es ponerse! Un besazo Ana!

      Eliminar
  3. Guau, pero aquí hay casas de muñecas alucinantes! O.O

    Yo tuve una que me trajeron los reyes. Años después descubrí que la había hecho mi padre de cabo a rabo. Es un manitas y un artista...

    Ains, qué ganas de que Isabel me pida una! :D

    Un besote, guapa! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que genial tener un padre así Mary, que te fabrique los juguetes, menudo artista, seguro que era una pasada de casa! yo estoy deseando fabricar una también! Cuando Isabel te pida una se la haces tu también que seguro que es la bomba! Ya me contarás, yo tengo alguna idea guardada por ahí. Un besazo gigante!! Muak

      Eliminar