miércoles, 30 de marzo de 2016

PAPER HOUSES - Mi pequeña calle del mundo

Un viaje en siete paradas a través de la imaginación

(PUBLICADO EN GOODMOOD MAGAZINE #03)

Vamos a imaginar un viaje alrededor del mundo. Sólo tienes que dejarte llevar y recorrer conmigo una calle de casitas de papel que te guiaran a través de la imaginación por distintos lugares del planeta.


creatividad en papel

Te propongo viajar a través de MI PEQUEÑA CALLE DEL MUNDO. Utiliza tu imaginación e inicia el recorrido por esta calle híbrida multicultural que he creado para ti en papel. Haciendo parada en cada una de estas casitas de papel que representan la arquitectura de diferentes ciudades del mundo,  te adentrarás a descubrir otras culturas, otras costumbres y otras formas de vivir. Poniendo la mirada en los edificios y las casas que te encuentras en el viaje podrás descubrir curiosidades e historias sorprendentes. ¡Comenzamos!

Chalet Suizo.


paper house

En esta primera parada de nuestro viaje podemos disfrutar de una escapada rural en la montaña alpina y alojarnos en una casa tradicional construida en madera. Tras una jornada de esquí sobre pistas de nieve suizas nos imaginamos disfrutando desde su balcón, del encanto paisajístico de los valles, bosques y picos nevados.
Esta construcción, utilizada originariamente para cuidar de los animales de altas cumbres, se ha convertido hoy en la casa preferida de esquiadores. Su cubierta a dos aguas formada por grandes alerones que sobresalen de la fachada es capaz de soportar grandes nevadas.
Thatched Cottage inglés.


paper house

Imagina ahora un paseo por los jardines de la campiña inglesa junto a una casa de campo de cuento de hadas con cubierta de paja y estructura de vigas de madera. Después del paseo entre flores y vegetación, en este cottage inglés te sentirás cómodo y relajado.
Este tipo de construcción tradicional de la artesanía británica se realiza atando la paja y cubriendo en diferentes capas la estructura de vigas de madera. Es en la cumbrera donde, en la última capa de refuerzo, el “Thatcher” inserta algún elemento decorativo a modo de sello personal.
Casas en La Boca (Buenos Aires).



Continuamos nuestro recorrido para hacer una parada junto a unas pintorescas casas porteñas, que con una explosión de color, nos invitan a imaginarnos entre sonidos de tango y ambientes evocadores argentinos, en La Boca, uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires.
Estas construcciones precarias de madera y chapa, con las fachadas pintadas de varios colores, tienen su origen en un asentamiento junto a un riachuelo próximo a fábricas de astilleros. Fueron construidas por inmigrantes italianos con chapas de cinc y tablones de madera y las pintaron utilizando los restos de pinturas que se desechaban en los talleres del puerto. Hoy en día se mantiene la tradición de pintarlas de múltiples colores lo que las ha convertido en casas típicas de postal.
“Painted Ladies” en San Francisco.



Haz una parada en la costa oeste de Estados Unidos para respirar el ambiente bohemio de las calles del barrio cuna del movimiento hippie de los años 60.  Imagina encontrarte en un picnic a mediodía, en el centro de la pradera de césped de Alamo Square de San Francisco, y disfruta de la vista panorámica de las famosas “Painted Ladies”, con un espectacular fondo de rascacielos.
Estas casas de estilo victoriano de gran colorido y situadas en una calle en cuesta, tienen unas características únicas: grandes balcones, miradores múltiples, amplio pórtico de entrada y escalera de acceso.
Casa Ndebele en Sudáfrica.



Dando unos pequeños pasos por nuestra calle multicultural podemos trasladarnos al sur de África y adentrarnos en la cultura de la etnia Ndebele. Estas vistosas construcciones sudafricanas con paredes de adobe y cubierta de paja decoradas con símbolos y patrones geométricos eran pintadas tradicionalmente por mujeres.
Los dibujos representaban un código secreto para su pueblo y eran un método de comunicación entre tribus. La tradición y el estilo artístico ndebele se transmitía de madres a hijas a través de estas pinturas. Solían estar realizadas con una línea negra sobre fondo blanco y coloreadas con tonos llamativos como rojo, amarillo, azul, verde y rosa.
Casas adosadas holandesas.



Imagina un paseo en barco por los canales de Ámsterdam y conoce cómo vivían los mercaderes de los Países Bajos en tiempos lejanos. Estas viviendas unifamiliares adosadas de fachadas estrechas de diferentes colores, nos hacen sorprendernos ante un paisaje urbano único, cuyo reflejo se diluye a nuestro paso en los canales de agua.
Muchas de estas casas fueron antiguas viviendas de comerciantes que utilizaban el altillo como almacén. En la parte superior se situaban ganchos con poleas para izar las mercancías que se introducían por los grandes ventanales. Los comerciantes más ricos construían casas dobles, más anchas y con doble acceso, uno principal y otro secundario bajo la escalera.
 Casa de té japonesa.



En la última parada en nuestro viaje hemos sido invitados a disfrutar del entorno tranquilo y relajante en una casa de té. Una invitación que nos transporta a conocer la historia y la cultura japonesa tradicional y aprender la práctica del ritual de la ceremonia del té.
Las casas de té son pequeñas cabañas situadas en los jardines de las casas japonesas y están construidas con materiales naturales. El acceso se realiza a través de un camino conducido por un ritual de purificación de agua y tienen una pequeña entrada a través de la cual los invitados acceden de rodillas, como signo de humildad.  

¿Qué te ha parecido? Si te ha gustado la idea y este post ¡NO TE PIERDAS NINGUNO! ¡SUSCRÍBETE AL BLOG!


Y si te gustan mis creaciones y quieres ver ver mis móviles de decoración infantil pásate por mi tienda de etsy o escríbeme a meryboty@sonrisasdepapel.es 

moviles para bebes

1 comentario :